El planeta de los caracoles: al principio todo era oscuridad y silencio

ESTRENO EL PRÓXIMO JUEVES 7 DE FEBRERO

 
Un film lleno de sensibilidad que descubre el mundo a través del tacto de su protagonista que es sordo y ciego. Un documental sobre el amor, la empatía y la soledad. 

«Mi nombre es Young-Chan y soy sordo y ciego. Por suerte, no nací así. Aprendí a hablar y puedo recordar lo que vi antes de perder la visión y el oído. Me niego a conformarme con lo que se me ha otorgado en la vida. Considero que tengo muchos potenciales que aún no he descubierto. Mi sueño es escribir un libro que no se haya escrito nunca antes: Una enciclopedia de los caracoles – el mundo a través de la visión de un hombre sordociego. Soon-Ho es mi mujer. De hecho, no la he visto nunca con mis ojos, pero sé que es la mujer más guapa del mundo. (…) Ella es mis brazos y piernas que me llevan a la escuela, al gimnasio, al mar o allí donde quiera ir. Ella es los ojos y los oídos que ven y oyen y lo traduce para mí.» Young-Chan

Young-Chan es sordo y ciego desde que era un niño. Como él dice «Al principio todo era oscuridad y silencio. Y la oscuridad y el silencio estaban con Dios. Y cuando yo llegué al mundo, vinieron hacia mí.» Young-Chan, no sabe cómo participar en el mundo hasta que conoce Soon-Hoo, que también tiene una discapacidad física, con quien acaba formando un gran equipo. Los dos jóvenes se casan y Young-Chan aprende a comunicarse con el mundo exterior a través de ella. La pareja se comunica a través de un lenguaje de signos táctil, golpeando suavemente los dedos sobre las manos del otro, como si tocaran un piano con ternura.

Momentos cotidianos, desde cambiar una bombilla hasta sentir la lluvia, se transforman en auténticas aventuras «sensibles». Las imágenes del documental van acompañadas de la poética voz en off de Young-Chan, que reflexiona sobre su existencia, sin vista ni oído. Se siente como un astronauta, pero eso no quiere decir que no sea capaz de sentir la belleza del mundo.

«El protagonista del film me solía decir que lo que yo veía podía no ser lo que veía. Ver lo que no se ve es el papel importante de un documental; y hay muchos directores de documentales en este mundo que estamos intentando ver por la cámara lo que no se ve. (…) Creo que cada director es un activista y sus armas son las imágenes visuales. Es importante llegar a la mente y al corazón de los espectadores.» Seung-Jun Yi, el director.


Seung-Jun Yi filmó a la pareja durante más de dos años y fue ganándose su confianza durante todo el proceso. El director quedó fascinado desde el primer momento por cómo se organizaban el día a día. Su relación con el director derivó en una amistad. El director y el protagonista tienen la misma edad y Seung-Jun Yi se sintió atraído por la personalidad de Young-Chan: interesante, divertido, con muchas inquietudes y poeta.

Seung-Jun Yi es en la actualidad uno de los directores de documental emergentes de Corea del Sur. Desde 1999 ha realizado más de una docena de documentales para diferentes canales de la televisión coreana. Su documental Like wild flower – Two women ‘s story (2007) ha sido premiado por la asociación de productores y directores de su país. Dentro de su filmografía también destaca su primer largometraje documental Children of God (2008), sobre niños y niñas que viven en un crematorio en Nepal, proyectado en el Festival Hotdocs de Toronto en 2009.

El 7 de febrero tendrá lugar el estreno en los Cines Méliès de Barcelona a las 20:30, a partir de este día, como siempre, podéis consultar el web de El Documental del Mes para ver más salas y horarios en Cataluña y resto del estado:  http://www.eldocumentaldelmes.com/es/documentals/salas.html

76 Salas
90288 Espectadores